Celos

PsiAyuda

 

Psicólogo en la ciudad de Vigo.

Travesía de Principe nº2. 5º piso, oficina 2

Tel: 986-128-376

 

Los celos son una emoción; como todas las emociones, los celos, han sido fruto de la evolución que como especie de animales sociales que somos. Los celos los hemos desarrollado, al igual que todas las emociones(las negativas también), porque ante ciertas situaciones representan una ventaja evolutiva. Conservar a nuestra pareja y prever posibles pérdidas ayuda a garantizar que los recursos invertidos en esa pareja no se pierdan.

 

En general con los celos ocurre lo mismo que con todas las emociones; en su justa medida ante ciertas situaciones pueden ser una ventaja, pero si su intensidad es desproporcionada o se presentan en situaciones en las que no deberían a parecer pueden suponer un gran inconveniente para la estabilidad de la pareja e incluso llevarnos a vulnerar la legalidad.

 

Los celos afectan por igual a hombres y a mujeres y pese a que mucha gente atribuye los celos a personas inseguras no tiene por qué ser necesariamente así; en muchas ocasiones son fruto de un aprendizaje cultural o forman parte de la expectativa; es decir de lo que esperamos que ocurra cuando alguien nos quiere. En muchos casos el refuerzo social contribuye a ensalzar los celos como algo no solo deseable si no muy positivo lo cual ayuda a fomentar que una emoción, que en cierto grado puede ser positiva, se convierta en un problema de pareja importante.

 

 

Cuando los celos aparecen en una relación, comienzan poco a poco a deteriorarla; los celos son como una enfermedad degenerativa, se adueñan cada vez de más y más facetas de la relación y pueden llegar a convertir un espacio de expresión en libertad y plenitud en una prisión de trabajos forzados en la que los registros son continuados y la desconfianza crece y crece cada día.

 

Los celos pueden empezar muy poco a poco o de golpe, depende de la personas y de las situaciones que la pareja haya podido vivir.

.

Los celos son un problema en el momento en que uno de los miembros de la pareja comienza a invadir la privacidad del otro o reprocha cada minuto que no esta con uno o simplemente siente una fuerte ansiedad cuando no sabe exactamente dónde esta la otra persona y se imagina de forma muy vívida infidelidades de todo tipo. En la mayor parte de los casos la persona celosa se vuelve suspicaz y controladora haciendo muy difícil la felicidad para su pareja y para si misma. Si tu pareja se ha vuelto muy celosa , controladora o te somete a incesantes y eternos interrogatorios es posible que te plantees romper la relación pero no seas capaz de hacerlo por el cariño que os une; Yo puedo ayudarte a romper los celos y volver a disfrutar de tu pareja.