Aumentar la satisfacción

PsiAyuda

 

Psicólogo en la ciudad de Vigo.

Travesía de Principe nº2. 5º piso, oficina 2

Tel: 986-128-376

Bien por la rutina o por situaciones puntuales es normal que el nivel de satisfacción con la relación de pareja o con la persona concreta que es nuestra pareja experimente oscilaciones.

 

Cuando aparecen los problemas es común que la satisfacción con la pareja disminuya; muchas veces que la pareja sobreviva a las dificultades que la vida le plantea va a depender en gran medida del nivel de satisfacción que los miembros de la pareja sepan darse. Cuando hablamos de satisfacción no nos referimos exclusivamente al componente sexual de la relación, cuando hablamos de satisfacción nos referimos a la totalidad de eventos positivos que la relación pareja aporta a cada individuo. Este nivel de satisfacción va a depender mucho de las habilidades de comunicación interpersonal que ambos miembros posean; es decir del grado en que sepan expresar sus emociones y entender las de su cónyuge; en la medida en que la comunicación, la confianza y el respeto por el otro y sus emociones crezcan; a la vez que aumenta la percepción de que estos mismos componentes son tenidos en cuenta hacia nosotros; mejorará la satisfacción con la relación de pareja.

En la mayor parte de los casos las parejas olvidan qué era lo que les hacia entusiasmarse con la otra persona y a veces, el simple hecho de recordarlo, puede promover un aumento inmediato de la satisfacción; otras veces las personas hemos ido cambiando y necesitamos otras cosas que ahora puede que no veamos en la otra persona; cuando esto ocurre puede llevar a un bucle de insatisfacción que, de no ser cortado, puede convertir una relación maravillosa en un aburrimiento total.

 

Si ya no es lo mismo, si os queréis pero no hay chispa, si la rutina os agobia, si ya no hay deseo... es probable que necesitéis ayuda para volver a recuperar la satisfacción con vuestra relación; y aunque esta tarea parece a priori difícil y larga, la realidad es muy diferente; en muy pocas sesiones y con muy poca ayuda se puede volver a encender vuestra relación.